Saltar al contenido
facebook facebook twitter twitter facebook facebook twitter twitter

English  |  Español

EN  |  SP

Jubilación

Mientras te concentras en los muchos aspectos cotidianos de operar una empresa, es fácil perder la noción de planificar para tu futuro. Sin embargo, todo dueño de empresa debe contar con un plan de jubilación que lo ayude a garantizar un futuro financiero seguro para él y para sus hijos una vez finalizada su vida laboral activa. De acuerdo con un relevamiento llevado a cabo por Manta en 2017, el 34% de los emprendedores no cuenta con un plan de jubilación. Muchos ponen todo su dinero en la empresa; otros tienen la intención de pagar la jubilación con la venta de su empresa. Muchos sobrestiman el valor de sus empresas y la facilidad para venderlas. Sin embargo, estos enfoques pueden dejar a los líderes empresariales sin los medios para retirarse, pues el valor de una empresa puede variar a través del tiempo.

Jubilación

Afortunadamente, no tiene que ser difícil empezar un plan de jubilaciones para ti y para tus empleados. Estos consejos te ayudarán a elegir un plan y a comenzar a ahorrar desde ahora, independientemente de la etapa que estés transitando en el ciclo de vida útil de tu empresa. Los beneficios son importantes, incluidas exenciones tributarias, acumulación de intereses o rentabilidad por interés compuesto sobre los ahorros para tu jubilación, captación y retención de los empleados mejor capacitados y una mayor tranquilidad.

¿Qué es una cuenta de jubilación?

Una cuenta de jubilación es un tipo de vehículo de inversión en la que los participantes aportan un monto de su dinero hasta alcanzar un límite definido. Dependiendo del tipo de cuenta que elijan, los fondos se colocarán en acciones, bonos, fondos mutuos, bienes inmuebles u otras inversiones. Algunas de esas inversiones, tales como bonos, pueden devengan intereses; otras, tales como acciones, pueden aumentar de valor y pagar dividendos (sumas que la compañía paga periódicamente a sus accionistas). El propósito de abrir una cuenta de jubilación es ahorrar dinero para jubilarte, acumular rentabilidad sobre tus ahorros y disfrutar de ventajas impositivas.

Cómo planificar para tu propia jubilación

Ahora es el mejor momento de comenzar a planificar para tu jubilación. Cuanto antes empieces a ahorrar, más dinero tendrás con el tiempo. Con algunos tipos de cuentas, ese crecimiento es el resultado de una rentabilidad por interés compuesto. El interés compuesto, que Albert Einstein denominó la octava maravilla del mundo, son los intereses que ganarás sobre tu inversión original y sobre los intereses acumulados. En una palabra: significa ganar intereses sobre tus intereses. Por ejemplo: si depositas $500 en una cuenta de interés compuesto y ahorras $100 por mes, en 20 años tendrás ahorros por $48,394.84, suponiendo que tu inversión devengue una tasa de interés anual del 6%. La rentabilidad por interés compuesto es una razón de la importancia de empezar a ahorrar lo más pronto posible.

Construye tu plan

Ahora que sabes por qué hay que ahorrar, puedes seguir algunos pasos simples que se ofrecen aquí para crear tu plan de jubilación.

1. Analiza cuánto puedes ahorrar
La mayoría de los expertos recomiendan ahorrar de 10 a 12 veces el total de tus ingresos anuales actuales antes de jubilarte. Ten en cuenta que lo que debes ahorrar también depende de cuánto tengas ahorrado, del tipo de estilo de vida que deseas tener cuando estés jubilado, de tu expectativa de vida, de tu salud en general y de la edad a la que deseas jubilarte. Independientemente de tus propósitos, los expertos recomiendan aportar anualmente del 12% al 15% de tus ingresos brutos (lo que ganas antes de impuestos) en tu cuenta de jubilación.

Puedes utilizar esta calculadora en línea para calcular el valor deseado. Una vez obtenida una cifra, determina cuánto debes aportar por mes en tu cuenta para cumplir tu meta. La configuración de aportaciones automáticas simplifica el proceso.

2. Elije la opción que sea mejor para ti y para tu empresa
La elección de la mejor cuenta de jubilación para ti y para tus empleados puede ser una tarea abrumadora. Comienza averiguando qué tipos de cuentas hay disponibles y considera la posibilidad de consultar con un asesor financiero o impositivo respecto de la opción que más te convenga.

Cuentas tradicionales vs. cuentas Roth
Antes de abocarse a planes específicos, puede resultar de utilidad aprender las diferencias básicas entre los dos principales tipos de cuentas: tradicionales y Roth. Cada una de ellas ofrece opciones diseñadas para dueños de empresa sin empleados y para dueños de empresa que desean otorgar beneficios de jubilación para ellos y para sus empleados.

  • Tradicionales
    Con una cuenta tradicional, como por ejemplo 401(k) o IRA, las aportaciones son deducibles de impuestos en declaraciones de impuestos sobre la renta estatales y federales del año en que se realizó la aportación. Ello significa que tus aportaciones (hasta el límite) pueden deducirse de tus ingresos imponibles; con lo cual, se reducirá tu factura por impuestos y podrás calificar para incentivos fiscales tales como deducción de intereses de préstamos para estudiantes. La cuenta es con impuestos diferidos; lo que significa que pagarás impuestos sobre los fondos a tasas fiscales normales por ingresos o ganancias de capital cuando comiences a retirar dinero de la cuenta antes o después de la jubilación.

    Puedes comenzar a retirar fondos sin penalización a la edad de 59½ años. Si lo haces antes, tendrás que pagar una penalidad del 10% sobre el monto retirado, además de los impuestos adeudados. Existen algunas exenciones que te permiten retirar dinero antes sin penalidad de una cuenta distinta de la 401(k), como por ejemplo la compra de la primera vivienda, el pago de gastos por educación superior calificada y el pago de primas de seguro médico si estás desempleado. Ten en cuenta que igualmente tendrás que pagar impuestos a la renta sobre el dinero. Para información más específica, visita el sitio web del IRS.

    Con una cuenta tradicional, debes comenzar a retirar dinero a la edad de 70½ años o tendrás que pagar una penalidad del 50% según el monto de dinero que hayas retirado.
  • Roth
    Con una cuenta Roth, como la Roth 401(k) o la Roth IRA, no obtienes exenciones de impuestos por aportaciones y los fondos de la cuenta están compuestos por los ingresos sobre los que ya has pagado impuestos. Por esta razón no pagas impuestos cuando empiezas a retirar fondos. Las aportaciones (no ingresos) en cuentas Roth pueden retirarse sin penalidad y libres de impuestos en cualquier momento, incluso antes de la edad de 59½ años. Si retiras los ingresos de tu cuenta Roth antes de cumplir dicha edad, ten en cuenta que pagarás determinados impuestos y penalidades. Existen excepciones, como por ejemplo el retiro de ingresos para el pago de la primera vivienda, los gastos de una educación calificada y los gastos médicos no reembolsados si estás desempleado.

    Para saber más acerca de los tipos de cuentas Roth disponibles, lee más abajo y analiza la planilla de comparación de cuentas Roth, en el sitio web del IRS.

Límites de aportaciones en 2019
Mientras consideras qué plan te conviene más a ti y a tus empleados, es prudente tener en mente cuánto te gustaría aportar por año a tu plan, pues cada cuenta tiene límites específicos tanto para aportaciones personales como de empleadores.

Es de destacar que un individuo puede aportar tanto para un plan de empleador como para uno IRA personal hasta el límite combinado aplicable para cada tipo de cuenta. Por ejemplo: el límite de 401(k) se aplica al total de aportaciones entre una cuenta tradicional, una Roth o una combinada. Lo mismo se aplica a una cuenta tradicional o Roth IRA.

Si un plan del empleador incluye un incentivo de correspondencia, los expertos sugieren aportar, por lo menos, hasta el importe que capte la máxima correspondencia posible. Después, los individuos considerarán la posibilidad de aportar fondos a una cuenta IRA personal a fin de obtener flexibilidad adicional antes de realizar otras aportaciones al plan del empleador.

Simultáneamente, la provisión de fondos en una cuenta imponible personal puede ayudarte a lograr mayor flexibilidad y metas a corto plazo antes de la jubilación o como un vehículo adicional de inversión una vez alcanzados los límites de aportaciones en cuentas con ventajas impositivas, pues no existen restricciones en cuanto a la edad para retiros de dinero en una cuenta imponible.

A continuación, se indican los límites para el año 2019. Consulta la siguiente planilla para tener una reseña general e información adicional sobre los diferentes tipos de planes.

Tipo de plan Límite de aportaciones del empleador1 Límite de aportaciones del empleado2 Máximo de aportaciones (menos de 50 años)3 Límite de aportaciones de recuperación (más de 504 años)
Solo 401(k) Hasta el 25% de la compensación, máximo de $57,000 100% de los ingresos hasta $19,500 $57,000; este límite corresponde a todas tus cuentas 401(k) combinadas $6,500 adicionales
Grupo 401(k) Hasta el 25% de la compensación elegible para el empleado, máximo de $57,000 100% de los ingresos, hasta $19,000 $57,000; este límite corresponde a todas tus cuentas 401(k) combinadas $6,500 adicio-nales
Simple 401(k) Hasta el 25% de la compensación elegible para el empleado, máximo de $57,000 100% de los ingresos, hasta $19,500 $57,000; este límite corresponde a todas tus cuentas 401(k) combinadas $6,500 adicionales
Tradicional IRA N/A Hasta $6,000 $6,000 $1,000 adicionales
Roth IRA N/A Hasta $6,000 $6,000 $1,000 adicionales
Roth 401(k) Hasta un máximo de $57,000 Hasta $19,500 $57,000; este límite corresponde a todas tus cuentas 401(k) combinadas $6,500 adicionales
Solo Roth 401(k) Hasta el 25% de tus ingresos netos por empleo autónomo, máximo de $57,000 Hasta $19,500 $57,000; este límite corresponde a todas tus cuentas 401(k) combinadas $6,500 adicionales
IRA simple Correspondencia de las aportaciones del empleado hasta el 3% de la compensación (puede reducirse al 1% en dos de cinco años) o aportar el 2% de la compensación de cada empleado hasta un máximo de $5,600 Hasta $13,500, dependiendo de la aportación del empleador $13,500, más la aportación máxima del empleador $3,000 adicionales
SEP IRA Hasta el 25% de la compensación anual del empleado Hasta $6,000 $57,000 $1,000 adicio-nales
Plan de beneficios defini-dos Monto calculado por un actuario que no exceda del 100% de la compensación promedio del participante correspondiente a sus 3 años calendario consecutivos más altos o $230,000 N/A $230,000 N/A

1. Monto máximo que el tenedor de la cuenta personal puede aportar por año.
2. Monto máximo que el empleador puede aportar a la cuenta por año.
3. Monto total acumulativo que el individuo y el empleador pueden aportar a la cuenta en un año determinado. Este límite se aplica a los tenedores de cuentas de menos de 50 años de edad; por lo general, los límites son mayores a partir de los 50 años.
4. Una vez que los tenedores de cuentas cumplen los 50 años, a menudo podrán hacer aportaciones adicionales para sus cuentas de jubilación por sobre el límite habitual; a éstas se las denomina aportaciones de recuperación.

  • Empleo autónomo (solo) 401(k)
    Para individuos con empleo autónomo y sin empleados

    Implicancias para los empleadores

    El 401(k) para empleados autónomos 401(k), también conocido como solo 401(k) o i401(k) es para las personas con empleo autónomo y sin empleados que desean cobertura para su jubilación; también se aplica a las personas con empleo autónomo que tienen un socio o pareja comercial en calidad de dueño parcial. No existen restricciones de aportaciones por ingresos o edad y puedes aportar tanto para una cuenta 401(k) como para una tradicional o Roth IRA simultáneamente. Ten en cuenta que, si los activos de tu plan alcanzan a igualar los $250,000 o los superan, deberás presentar el Formulario 5500 ante el IRS. Este formulario capta detalles acerca de las aportaciones, inversiones y operaciones de tu plan; deben completarlo anualmente los empleadores que ofrecen determinados planes de jubilaciones.

    Implicancias para los empleados
    Los planes solo 401(k) son los únicos disponibles para indi-viduos con empleo autónomo sin empleados. No puedes abrir este tipo de cuenta de jubilación si tienes empleados.

    Consulta los límites de aportaciones para este tipo de planes.

    Para más información acerca de Solo 401(k)s, visita el sitio web del IRS.
  • Tradicional (Grupo) 401(k)
    Para empleadores con cualquier número de empleados que desean proporcionar beneficios de jubilación a su personal.

    Implicancias para los empleadores

    Los empleadores con cualquier número de empleados pueden ayudar a su personal a ahorrar para la jubilación ofreciéndole un plan tradicional Grupo 401(k). Este tipo de planes les brinda flexibilidad a los empleadores, pues pueden elegir aportar o no a las cuentas de los empleados. Muchas compañías ofrecen corresponder una porción de las aportaciones de sus empleados para incentivarlos a ahorrar. También puedes ofrecer compartir las ganancias, situación en la cual aportas al plan basado en las ganancias anuales de tu compañía. Cualquiera fuere el monto que aportaciones, será deducible de impuestos para tu empresa.

    Los empleadores que proporcionen un plan 401(k) deberán contar con cierta administración, aunque la mayoría de los dueños de empresa contratan a una compañía para que se encargue de esa tarea. Pueden administrar detalles tales como la creación de un fideicomiso para los activos del plan, la provisión de detalles del plan para los empleados y la realización de pruebas para demostrar que el plan beneficia a todos los empleados. Estas pruebas de verificación de no discriminación sirven para garantizar que las compañías cumplan con las reglamentaciones federales correspondientes a elegibilidad, aportaciones y beneficios de los empleados.

    Ten en cuenta que una variación del grupo 401(k) se conoce como Plan de Puerto Seguro. Es un tipo especial de plan 401(k) que no requiere que los empleadores (o la compañía que administra su plan) realicen pruebas de verificación de no discriminación. Además, ayuda a los empleados a ahorrar al exigirles a las compañías a que aporten a los planes 401(k) de sus empleados.

    Implicancias para los empleados
    Los empleados pueden ahorrar fondos para la jubilación en una cuenta tradicional Grupo 401(k) si el empleador ofrece el plan. Los empleados deberán verificar con sus empleadores si las aportaciones son correspondientes, pues la correspondencia no es un requisito.

    Consulta los límites de aportaciones para este tipo de planes.
  • Plan de correspondencia para incentivos de ahorro para empleados (SIMPLE) 401(k)
    Para empleadores con un máximo de 100 empleados

    Implicancias para los empleadores

    Es un tipo especial de plan 401(k) apropiado para los dueños de empresa con un máximo de 100 empleados. Este plan te otorga un período de gracia de dos años si superas los 100 empleados a fin de posibilitar el crecimiento de tu empresa. De acuerdo con un plan SIMPLE 401(k), un empleado puede optar por aportar a su cuenta. Los empleadores tienen la obligación de hacer corresponder las aportaciones de cada empleado dólar por dólar (hasta que la correspondencia alcance el 3% del salario anual del empleado) o de hacer aportaciones por valor del 2% de cada salario anual del empleado elegible.

    Además, ten en cuenta que los empleadores no pueden ofrecer otros planes de jubilación junto con una cuenta SIMPLE 401(k) y la compañía que administre tu plan deberá presentar anualmente el Formulario 5500 en tu nombre.

    Implicancias para los empleados
    A fin de ser elegibles para participar en el plan SIMPLE 401(k), puede exigírseles a los empleados una antigüedad en la compañía de, por lo menos, un año y una edad de 21 años o más.

    Consulta los límites de aportaciones para este tipo de planes.

    Para más información sobre cada una de estas opciones de cuentas 401(k), consulta la publicación del IRS, Planes 401(k) para pequeñas empresas.
  • Cuenta de jubilación tradicional individual (IRA, por su sigla en inglés)
    Para empleadores o empleados de menos de 70½ años con ingresos percibidos

    Implicancias para los empleadores

    Una cuenta tradicional IRA permite a los individuos destinar sus ingresos antes de impuestos a inversiones; los ingresos y ganancias no se gravan hasta que el dinero se retire. Si tienes menos de 70½ años y percibes ingresos, puedes aportar a una cuenta tradicional IRA. Las aportaciones a cuentas tradicionales IRA son deducibles de impuestos en las declaraciones de impuestos estatales y federales, dependiendo de los ingresos anuales. La deducción puede reducir tus ganancias imponibles; lo cual te ayudará a calificar para otros incentivos fiscales.

    Implicancias para los empleados
    Todo empleado de menos de 70½ años con ingresos percibidos también puede aportar a su propia cuenta tradicional IRA. Este tipo de fondos no está patrocinado por el empleador; sin embargo, un empleado puede aportar a él además de hacerlo al plan patrocinado por su empleador. Al igual que con otras cuentas IRA (con excepción de las cuentas Roth IRA), las cuentas tradicionales IRA requieren que comiences a retirar los fondos a partir de los 70½ años.

    Consulta los límites de aportaciones para este tipo de planes.

    Averigua qué dice el IRS acerca de los tipos del IRA disponibles y determina cuál te conviene.
  • Cuenta Roth IRA
    Para dueños de empresa individuales o empleados

    Implicancias para los empleadores

    Una cuenta Roth IRA es aquella que permite a los dueños de empresa o a los empleados aportar para su propia jubilación; no es un plan patrocinado por el empleador. Un dueño de empresa que percibe ingresos, pero percibe menos de $137,000 por año ($203,000 si está casado y presenta una declaración de impuestos conjunta) puede ahorrar para su propia jubilación en una cuenta Roth IRA. A diferencia de las cuentas tradicionales IRA, las cuentas Roth IRA no requieren de retiros durante la vida del dueño; por lo que constituyen una excelente opción para transferir el dinero a los integrantes de la familia si puedes vivir con otros ingresos por jubilación.

    Implicancias para los empleados
    Los empleados que cobran menos de $137,000 por año ($203,000 si están casados y presentan una declaración de impuestos conjunta) tal vez deseen aportar a una cuenta Roth IRA, además de a otro plan patrocinado por el empleador, como por ejemplo el 401(k). Dos planes te permiten aportar más para la jubilación que si tuvieras un solo tipo de cuenta y el Roth puede ofrecer más opciones de inversión que un plan patrocinado por el empleador.

    Consulta los límites de aportaciones para este tipo de planes.

    Lee más acerca de los planes Roth IRA en el sitio web del IRS.
  • Roth 401(k)
    Plan para empleados patrocinado por un empleador

    Implicancias para los empleadores
    Roth 401(k) es un plan de jubilación patrocinado por el empleador que agrupa los límites de aportaciones altos de una cuenta 401(k) con algunas de las ventajas impositivas de una cuenta Roth. Más empleadores ofrecen una cuenta tradicional 401(k) que una Roth 401(k), pues la cuenta Roth tiende a requerir más mantenimiento administrativo. A diferencia de las aportaciones de los empleados a una cuenta Roth 401(k), las aportaciones hechas por el empleador se colocan en un plan tradicional 401(k) y se gravan al momento de retirar los fondos.

    Implicancias para los empleados
    Los empleados pueden participar en una cuenta Roth 401(k) independientemente del nivel de sus ingresos. Una cuenta Roth 401(k) es una opción inteligente para quienes esperan tener una tasa de impuestos más alta en la jubilación que la que tienen ahora. Ello es así porque el individuo no tendrá que pagar impuestos sobre la renta sobre aportaciones a los ingresos cuando retire dinero de la cuenta Roth 401(k) después. Los ingresos libres de impuestos les brindan a los dueños más opciones en la jubilación.

    Consulta los límites de aportaciones para este tipo de planes.
  • Roth Solo 401(k)
    Plan individual para dueños de empresas sin empleados

    Implicancias para los empleadores

    Roth Solo 401(k) es un plan para dueños de empresas sin empleados. Ofrece muchos de los mismos beneficios del plan Solo 401(k), con los beneficios fiscales de un Roth IRA.

    Implicancias para los empleados
    Este tipo de cuenta se aplica solamente a dueños de empresa, no a empleados.

    Consulta los límites de aportaciones para este tipo de planes.
  • Plan de correspondencia de incentivos de ahorros para empleados (SIMPLE) IRA
    Para dueños de empresa con menos de 100 empleados que desean aportar al plan de cada empleado.

    Implicancias para empleadores

    Es un plan de retiro para dueños de empresa con menos de 100 empleados que desean aportar para el plan de jubilación de cada empleado. Requiere que el empleador corresponda con la aportación del 3% del empleado o con el 2% de cada empleado (aun cuando el empleador no aporte al plan). Este plan les brinda a los empleadores un período de gracia de dos años si superan los 100 empleados a fin de posibilitar el crecimiento de su empresa. Ten en cuenta que las aportaciones del empleador para los planes SIMPLE IRA y SIMPLE 401(k) están sujetas a diferentes reglas. Para más detalles, consulta la planilla de aportaciones, más arriba.

    Implicancias para los empleados
    Este plan ofrece todos los beneficios de una cuenta tradicional IRA, además de la correspondencia del empleador. El límite general de aportaciones para un plan SIMPLE IRA es inferior al del plan SIMPLE 401(k), y esto es algo que deberás tener en cuenta si quieres aportar más de $13,000, además de las aportaciones del empleador en un año dado. Los tenedores de cuenta tienen la opción de integrar el efectivo en una cuenta tradicional IRA dos años después de haber aportado por primera vez en la cuenta.

    Consulta los límites de aportaciones para este tipo de planes.

    Hallarás más información acerca de los requisitos y beneficios del plan en el sitio web del IRS.
  • Pensión simplificada para empleados (SEP) IRA
    Para dueños de pequeñas empresas con menos de 100 empleados

    Implicancias para los empleadores

    Este tipo de plan de jubilación está destinado a dueños de empresa con menos de 100 empleados. Con un SEP IRA, solo el empleador aporta al plan, aunque los empleados pueden ahorrar también para la jubilación en sus propias cuentas IRA. Si tienes empleados elegibles (ello significa que tienen 21 o más años, que han trabajado para ti tres de los últimos cinco años y que percibieron de tu compañía al menos $600 en el último año), debes aportar a su plan el mismo monto que aportas al tuyo.

    Implicancias para los empleados
    Al igual que con otras cuentas de jubilación tradicionales, las aportaciones a las SEP IRA son deducibles de impuestos y las inversiones crecen con impuestos diferidos hasta la jubilación.

    Consulta los límites de aportaciones para este tipo de planes.

    Para más detalles acerca de las cuentas SEP IRA, visita el sitio web del IRS.
  • Planes de beneficios definidos
    Plan de pensiones tradicional y patrocinado por el empleador.

    Implicancias para los empleadores

    Con una pensión tradicional, el empleador es responsable de tomar decisiones acerca de inversiones y de administrar las inversiones del plan; por lo que asume todo el riesgo de inversión. Este plan de pensiones tradicional ofrece un claro beneficio anual que cada empleado recibirá al momento de jubilarse y que, por lo general, está basado en una fórmula que tiene en cuenta el salario y los años de servicio. Un actuario calcula las aportaciones basado en el beneficio definido por ti y en factores tales como la edad de un empleado; no se aplica ningún otro límite de aportación anual. Por lo general, un empleador puede deducir las aportaciones al plan de sus impuestos.

    Los empleadores deben presentar anualmente el Formulario 5500 con un Apéndice B, y depender de un actuario para definir los niveles de fondos. Ten en cuenta que las compañías no pueden reducir los beneficios retroactivamente y que deben pagar impuestos federales específicos si no realizan aportaciones mínimas al plan. La aportación mínima obligatoria por año depende de si el valor de los activos del plan iguala o supera el valor deseado del plan para ese año.

    Implicancias para los empleados
    Los planes de beneficios definidos ofrecen un beneficio preestablecido para los empleados; lo cual es valorado por muchos de ellos. Este tipo de planes también permite mayores aportaciones que una cuenta IRA o 401(k). Las aportaciones son deducibles de impuestos; por lo tanto, los empleados no adeudarán impuestos sobre aportaciones hasta que empiecen a recibir dinero del plan.

    Consulta los límites de aportaciones para este tipo de planes.

    Para más detalles, visita el sitio web del IRS.

Con cualquiera de los planes antes mencionados, es prudente averiguar los requisitos de los empleados (cómo informar del plan a los empleados y cómo completar la documentación relevante del IRS, etc.). También necesitarás averiguar con los agentes a fin de hallar el que cobre los honorarios y preste los servicios que más le convengan a tu empresa. Al igual que con todas las decisiones empresariales importantes, es mejor consultar con un asesor financiero y con un profesional en impuestos a fin de asegurarte de tomar la decisión que sea mejor para ti y para tu empresa.

3. Rastrea tus avances
Debido a que los factores pueden variar en el tiempo, incluido el número de empleados, los ingresos de la empresa, la salud y otros factores, es importante reexaminar periódicamente tu plan de ahorros para la jubilación a fin de determinar si estás bien encaminado hacia el logro de tu meta. Si piensas que estás quedando atrás, a continuación, hallarás algunas maneras para ahorrar más:

  • Revisa tu presupuesto.
    ¿Hay alguna área en la que puedas restringir gastos a fin de asignar más para tu jubilación? Ello podría incluir todo, desde un cambio en los planes de teléfonos hasta salir menos a comer.
  • Incrementa tus ingresos.
    Si ves que no puedes ahorrar dinero, tal vez sea tiempo de considerar maneras para hacer más. Ello podría implicar añadir un producto nuevo o servicio a tus ofertas o conseguir un trabajo extra, como por ejemplo conducir un vehículo para un programa de viajes compartidos.
  • Considera la posibilidad de reducir gastos.
    ¿Resulta difícil ahorrar cuando tienes que pagar cuotas altas por una hipoteca o por un auto? En algunos casos, mudarse a una casa más pequeña, a un espacio de oficina más accesible en cuanto al precio o un auto más económico puede ser la solución para liberar algunos fondos adicionales pary destinarlos a la jubilación.
  • Evalúa el costo de la deuda.
    ¿Qué deuda por crédito o préstamo está impactando en tus metas de inversión? Si bien es bueno y parece aún mejor cancelar la deuda a la brevedad, es esencial comparar el costo continuo de los intereses de la deuda con lo que se conoce como el costo de oportunidad del pago de una deuda. Una comparación de los pagos de deudas futuras con el historial de rentabilidad de las inversiones podrá ayudarte a decidir cómo utilizar mejor los fondos de que dispones..
  • Inicia un fondo para emergencias.
    Si bien los expertos sugieren separar una cantidad de dinero que alcance para vivir de tres a seis meses, ésa puede ser una meta idealista para comenzar. Sin embargo, si aseguras un margen pequeño de fondos líquidos disponibles para gastos inesperados tales como un deducible o copago del seguro, podrás evitar usar un crédito o préstamos que incrementarán los costos generales debido a las tasas de interés.

4. Crea un plan de sucesión
Como dueño de empresa, es importante contar con un plan para dejar la empresa en caso de ser necesario, ya sea porque llegaste a la edad de jubilación o por alguna circunstancia de la vida que no pudiste anticipar. La creación de este plan implica una idea y estrategia minuciosas. Para más detalles acerca de cómo comenzar, consulta Planificación de ventas y sucesión.

Si bien puedes sentirte abrumado por las tareas diarias de operar tu propia empresa, dedica un tiempo para planificar tu propia jubilación, pues constituye un paso importante hacia la protección de tu futuro financiero — y del de tu familia. También puede ser una excelente forma de apoyo a tus empleados. Si bien la oferta de la jubilación a tu personal no es obligatoria por ley, puede ser una magnífica inversión en tu empresa ya que te permitirá ser competitivo cuando contrates empleados nuevos, al tiempo que generas fidelización de aquellos que ya forman parte de tu equipo.

Compartir

Exención de responsabilidad: No debe interpretarse como asesoramiento legal
Esta sección proporciona información general relacionada con la creación de una empresa. El contenido de esta sección es solo para fines informativos y no a los efectos de proporcionar asesoramiento u opiniones legales. El contenido de esta sección y la visualización de la información en ella, no deben interpretarse, ni se dependerá de ellos para obtener asesoramiento legal o impositivo en cualquier circunstancia o situación de hecho. No se deberá realizar acción alguna basándose en la información contenida en esta sección, y Visa Inc. queda exceptuada de toda responsabilidad respecto de las acciones realizadas o no realizadas sobre la base del contenido parcial o total de esta sección en la medida máxima permitida por la ley. Deberás comunicarte con un abogado a fin de obtener asesoramiento respecto de cualquier asunto o problema legal, incluidos los procedimientos para la creación de una compañía en el marco de la ley.

El contenido de este sitio ha sido desarrollado para el público de Estados Unidos.